Cuidado de un vestido típico estilizado

Al lavar un traje estilizado es preferible usar productos de contenido suave y de buena calidad, para evitar que se deteriore el arte, las trencillas y encajes. El lavado de un vestido estilizado requiere mucho cuidado y delicadeza. Se debe poner a secar al revés y en la sombra ya que el sol aclara y cambia los colores.
Una vez seco el vestido se puede proceder a plancharlo, preferiblemente al revés en las partes trabajadas para no maltratar las labores hechas de hilo. Hay que tener cuidado de no meter fuerte la punta de la plancha entre los calados y las costuras delicadas.